lunes, 7 de agosto de 2017

Gardel en la casa Villa Yeruá – Montevideo – Uruguay




Francisco Maschio, apodado “El brujo de Olleros”, nació en la localidad de Puerto Yeruá, departamento de Concordia, provincia de Entre Ríos, el 4 de enero de 1891, falleciendo en Buenos Aires el 10 de diciembre de 1961.

Según recuerda su hija Celina, en un reportaje que le hiciera el periodista Alfredo Carlos Dighiero en su programa “Así es Carlos Gardel”, Francisco Maschio se inició a los 14 años como vareador en Buenos Aires, pasando a ser cuidador de caballos en Montevideo a los 20 años, para establecerse definitivamente en la ciudad capital de Argentina en 1922, trayendo consigo al entonces jinete aprendiz en el “Hipódromo de Maroñas”, Irineo Leguisamo, quien vivió con él cerca de dos años. (x)
 

Y fue precisamente 1922 el año en que Maschio y Leguisamo comenzaron su camino consagratorio, con el triunfo en el “Gran Premio de Honor” en el “Hipódromo de Palermo”, del caballo Caid, pupilo de Maschio, con la monta del “Pulpo”.



Según recuerda su hija Celina, Maschio conoció a Carlos Gardel en Montevideo, más precisamente en 1921 en el “Hipódromo de Maroñas” según Nelson Sica Dellisola, mientras que Julián y Osvaldo Barsky recuerdan que la presentación formal de ambos fue por intermedio de Enrique Pesce el día de la victoria del caballo Caid, es decir en 1922.



En Buenos Aires Maschio tuvo su stud en la calle Olleros, al que le dio el nombre de “Yeruá” por su lugar de nacimiento, mientras que, a su hermosa casa de veraneo, sita en la calle Rimac 1371, esquina rambla O Higgins, del barrio Malvín de Montevideo, la llamó “Villa Yeruá”.


Gardel, invitado por Maschio, solía veranear en el chalet “Villa Yeruá”, gustando también ver a los purasangres entrenar en las dunas de la playa y llevar a su caballo “Lunático”, alcanzado a comprar su lote en las cercanías para edificar su propio chalet con los mismos fines que el cuidador.



Luego del fallecimiento de Maschio, la casa fue habitada por una persona, que no se sabe con exactitud si le fue ofrecida por el propio entrenador, o si fue cedida por la municipalidad, según explicara la alcaldesa Susana Camarán.


Distintas generaciones de la misma familia vivieron en la casa, aumentando cada vez más el deterioro de la misma.


Según la mayoría de los medios, la “Intendencia Municipal de Montevideo” expropió la vivienda en 1960, siendo ocupada por un hombre de apellido Aguirre, quien falleció en 2010, morando desde entonces su hijo, aunque según Nelson Sica Dellisola la expropiación sucedió en 1958.



Teniendo en cuenta que Maschio falleció en 1961, resulta extraño que la casa fuera expropiada en 1958 o 1960, más aún considerando que la vivienda debió haber integrado los bienes de la herencia del cuidador, pasando a manos de su esposa y sus seis hijos, siendo más probable que Maschio la hubiera cedido, donado o vendido.


En septiembre de 2015 el alcalde Francisco Platero visitó “Villa Yeruá”, ante el insistente y justificado pedido de instituciones, medios de difusión masiva y vecinos, de revitalizar la casa y proteger el patrimonio malvinense.


El 20 de mayo de 2016, el diario “El País” anunciaba la posible recuperación del chalet a través de la “Asociación Uruguaya de Propietarios de Caballos de Carrera”, (“APC”), que presentó un proyecto integral de reestructuración a su estado original, colocando allí su sede y un museo del turf y el tango, en un completo informe, tal como puede leerse seguidamente.


Finalmente, el 1ro. de diciembre de 2016, la  “Junta Departamental de Montevideo” aprobó el contrato de concesión por diez años entre la “Intendencia Municipal de Montevideo”, propietaria del bien inmueble y la “Asociación Uruguaya de Propietarios de Caballos de Carrera”, concesionaria, para el uso de esta última del padrón Nro. 61150 (“Villa Yeruá”), para realizar las obras de reciclaje y restauración de la propiedad y su entorno, un museo gratuito del tango y turf, una oficina para el “Consejo Vecinal 7” y un local para la propia “APC”.


Algunas fotos tomadas durante las obras de restauración del chalet de Francisco Maschio en Villa Yeruá.


Una vez terminados los trabajos de restauración, la ceremonia de inauguración se realizó el 24 de junio de 2017, al cumplirse 82 años de la desaparición física de Carlos Gardel, la cual fue ampliamente cubierta en distintos sitios, a saber:


“Asociación Uruguaya de Propietarios de Caballos de Carrera”.



Diario “El País" del 24 de junio de 2017.


“Municipio de Montevideo”.




“You Tube”.



Escultura de Carlos Gardel e Irineo Leguisamo

Como hemos venido viendo, a la restauración de la vivienda se agregó una escultura de cuerpo entero de Carlos Gardel e Irineo Leguisamo, símbolos del tango y del turf del museo.



Fue realizada básicamente en fibra sintética por Alberto Morales Saravia, talentoso artista, autor también de las esculturas de Gardel sentado en el “Estadio Gran Parque Central” del "Club Nacional de Footbal” y en el bar, desarrolladas en este blog en, http://gardelysusmonumentos.blogspot.com.ar/2014/04/en-el-estadio-gran-parque-central.html y en el “Bar Facal”,  http://gardelysusmonumentos.blogspot.com.ar/2015/07/en-18-de-julio-y-yi-montevideo-uruguay.html sitos en la calle Carlos Anaya 2900 y en la Avenida 18 de julio y la calle Yi, respectivamente.



En su Facebook, Alberto Morales Saravia subió varias fotos del monumento, comenzando el 23 de junio con un pequeño adelanto de la foto que le sirvió de inspiración.


Al día siguiente subió las restantes fotos, comenzando por el descubrimiento de la escultura.


Clamorosamente recibida por la concurrencia.


Con su esposa y Gabriel Santana, mentor del homenaje.


Foto que encabeza actualmente la portada de su Facebook y a la derecha la foto que sirvió de modelo para la escultura.


En el interior del “Museo del Turf y el Tango”, Gardel se encuentra presente en las siguientes fotos:


Junto a Francisco Maschio e Irineo Leguisamo, celebrando el cumpleaños del primero, el 4 de enero de 1933.


En la siguiente foto puede notarse la misma persiana del chalet donde fue sacada.


Otra foto del cumpleaños Nro. 42 de Maschio, con varias personas identificadas.


Aunque está revelada al revés, es decir con efecto espejo.


Gardel en traje de baño, junto a su guitarrista Guillermo Desiderio Barbieri (sentado) y otra persona, en la puerta de “Villa Yeruá”.


Una hermosa fotografía del “Zorzal Criollo”, ubicada en la entrada.



► En la tapa de un LP.

 
Dada la reciente inauguración de “Villa Yeruá”, todavía no hay muchas fotos subidas a la red, aunque podemos ver algunas.





(x) En su libro de memorias, Irineo Leguisamo manifestó haber conocido a Carlos Gardel en 1921 en el “Hipódromo de Maroñas”, presentado por el viejito Concepción, un cuidador afincado en Buenos Aires, que luego se radicó en Maroñas.



viernes, 14 de julio de 2017

Gardel en Posada Valle Edén – Tacuarembó – Uruguay




La “Posada Valle Edén”, está ubicada en la ciudad del mismo nombre, en el departamento de Tacuarembó, República Oriental del Uruguay.

La presencia de Gardel, caricaturizado y gauchesco, se hace ver en el cartel que a 1 km indica el destino del “Museo Carlos Gardel” y la “Posada Vall Edén”.



Al llegar a la posada otro cartel con la figura de Gardel delineada, da la bienvenida al huésped.



Agrego dos fotos más del letrero, pues nos permiten conocer que al menos desde mayo de 2012 se encuentra allí ubicado y que anteriormente allí habría funcionado la “Antigua Pulpería de López”.


Y también una foto del 16 de mayo de 2009, cuando Gardel aún no estaba en el cartel.


En un video subido a YouTube el 5 de junio de 2014, se agrega al pie del cartel una tabla o tablón de madera, más ancho que el propio letrero, para indicar el funcionamiento en la posada del “Museo de Antigüedades”.


Hacia fines de 2014, se reemplaza dicho tablón de madera, por otro con el texto que indica el funcionamiento del “Museo de los Oficios”.




Y posiblemente el siguiente, de fecha 6 de marzo de 2017, sea el que esté ubicado actualmente.


En el interior de la “Posada Valle Edén”, hay varias fotos de Gardel.






Y un hermoso cuadro mural al costado de la parrilla.
  



A mediados de 2015, llegó a la posada el brasileño Bruno Navarro, permaneciendo durante un mes y medio aproximadamente, dejando a Carlos Gardel pintado en dos obras, según el detallado relato de su viaje.





Más adelante, Pablo Palmeiro fotografió a Gardel en el lugar que ocupa en la “Posada Valle Edén”.


Y en otro registro, algunos de los cuadros y posters, existentes en el interior de la misma.